Cómo un VIRUS CORONA el organismo

by David Gil
Getting your Trinity Audio player ready...

por David Gil

Como siempre, Arnold Ehret se adelantó a su época y trajo una información magistral para la humanidad. A lo largo de los tiempos, multitud de virus han ido apareciendo, generando en las personas un miedo aterrador. Pero lo que estas personas no saben, es que cuando un virus es capaz de colonizar un organismo, es porque el propio organismo tiene un «suelo» bien acondicionado para que el virus pueda quedarse y proliferar.

En este suelo, que no son más que las propias células del organismo humano, debido a llevar unos erróneos hábitos de vida, siendo principal el de una alimentación anti fisiológica, se crean las condiciones perfectas para que virus y parásitos puedan vivir a sus anchas dentro de cada rincón del sistema.

Arnold Ehret, en su gran libro Sistema Curativo por Dieta Amucosa, tiene la clave de cómo subsanar el problema de los virus, bacilos, parásitos, enfermedades y demás dolencias y afecciones. En este artículo solo vamos a abordar el tema de los bacilos y parásitos, por el famoso «Coronavirus» que está ahora de moda, llamado más formalmente COVID-19.

Para continuar con el aprendizaje, lo mejor es leer las auténticas palabras del profesor Arnold Ehret:

El misterio de los BACILOS se resuelve de la siguiente manera: la obstrucción gradual por la mucosidad de los vasos sanguíneos conduce a la descomposición, a la fermentación de estos productos de mucosidad y a los alimentos “muertos cocidos”. Estos se descomponen parcialmente en el cuerpo vivo (abscesos vaginales, cáncer, tuberculosis, sífilis, lupus, etc.). Ahora, todo el mundo sabe que la carne, el queso y toda la materia orgánica volverán a “germinar”, “producir bacilos” durante el proceso de descomposición. Es por esta razón que estos gérmenes aparecen y son detectables sólo en la etapa más avanzada de la enfermedad, cuando, sin embargo, no son la causa, sino el producto de la enfermedad, y esta enfermedad solo avanza en la medida de la descomposición; por ejemplo, el pulmón, está siendo acelerado por ellos, debido a las excreciones de los bacilos, sus toxinas, provocando un envenenamiento. Si es correcto que los BACILOS invaden, “infectan” desde el exterior, entonces no es más que por medio de la mucosidad se hace posible su actividad, y proporciona el suelo apropiado, la “predisposición”.

Aquí hemos podido leer lo que hacíamos referencia al inicio de artículo. Cualquier bacilo externo se queda en el organismo porque este está predispuesto a darle vida por  los malos hábitos de alimentación. Como dato curioso, si os habéis fijado en lo primero que se ha ido comprando en los supermercados debido al aviso de cuarentena, son carnes, pastas, cereales, leches, y otros almidones y proteínas. Por lo que no es la mejor opción para protegerse de virus y pandemias.

Ehret tiene más información al respecto: 

Si las patatas, las harinas de cereales, el arroz o los diferentes productos cárnicos se hierven lo suficiente, recibimos un lodo gelatinoso (mucosidad) o una pasta utilizada por encuadernadores y carpinteros. Esta sustancia mucosa pronto se vuelve agria, fermenta y forma una cama para hongos, mohos y BACILOS. En la digestión, que no es otra cosa que una ebullición, una combustión, este lodo o pasta se segrega de la misma manera, ya que la sangre puede usar solo el azúcar ya digerida transformada a partir del almidón.

Más tarde, cuando el paciente ya cae enfermo y es hospitalizado, sigue siendo alimentado por los alimentos erróneos que hemos mencionado anteriormente. Estos son los que hacen saturar mucho más al organismo, llegando a su punto final, sin haberle podido dar al cuerpo la posibilidad de sanar por si solo, a través de un ayuno.

Solo porque este paciente es alimentado casi por la fuerza con “mucosidad” (papillas, leche, carnes grasientas, etc.), sin que la mucosidad deje nunca de cesar, hasta que el pulmón mismo se descompone y los “BACILOS” hacen su aparición, cuando la muerte se vuelve inevitable.

Si os fijáis, este nuevo virus, el COVID-19, empezó en China, el país donde más arroz (mucosidad) se come. Arnold Ehret critica duramente al arroz:

El arroz es uno de los mejores formadores de mucosidad y hace un adhesivo excelente. Creo firmemente, a través de mi experiencia con casos serios de enfermedad (terribles forúnculos, etc.) que prevalecen entre los comedores de arroz exclusivamente, que el arroz es la causa fundamental de la lepra, esa terrible pestilencia.

Ahora unas palabras más sobre los parásitos y otras enfermedades:

Cuanto más se administre “mucosidad” (leche materna en malas condiciones y todos sus sustitutos) desde la infancia, o cuanto menos se excrete esta mucosidad, ocasionada por una debilidad hereditaria, a través de los órganos creados para realizar esta tarea, mayor es la inclinación para acoger frío, fiebre, congelamientos, admisión de parásitos, enfermar y envejecer.

Todo debido a una errónea alimentación:

Los gérmenes de los parásitos vivos y en descomposición, crías de lombrices de diversas especies, viven y prosperan en los desechos que produce de carne y almidón alojados en los canales alimenticios de innumerables personas; generando un buen apetito y una voracidad por los alimentos favoritos de estas plagas. Los ácidos de las frutas los matarían, pero las paredes interiores y la imagen reflejada en el órgano del gusto (lengua), están tan cargados de mucosidad y tan pastosos que no se puede reconocer el primitivo instinto por las frutas.

La solución no esta siempre en «meter más» alimento para solucionar momentáneamente el problema, sino en «meter menos» para sanar de raíz. Los parásitos, al igual que otros seres vivos, comen y cagan. Lo mas lógico para solucionar este inconveniente es «matarlos de hambre», a través de un Ayuno o una correcta Dieta de Transición como propone Arnold Ehret. Cuando estos invasores no tengan nada de comer, ellos solos morirán, y abandonaran el cuerpo. 

Ahora pregunto: ¿cual es realmente el veneno asesino? La ciencia médica moderna da los bacilos como causas de la mayoría de las enfermedades, lo que demuestra que también tiene la idea de un factor fundamental común para todas las enfermedades, el envejecimiento y la muerte, y sin duda una gran parte de todas las enfermedades y sus consecuencias (la muerte) se deben a los bacilos.

Mi prueba experimental de que la mucosidad es el factor fundamental y principal difiere de la teoría del bacilo solo en que precisamente esta mucosidad es la base, la condición previa, lo primario.

No debemos esperar a que la medicina moderna nos dé la solución a los problemas que hemos generado nosotros mismos. Debemos ser conscientes de esta información y luchar por alcanzar la Salud a través de unos correctos hábitos de vida. Los alimentos de la Naturaleza como son las frutas y los vegetales, utilizados de forma sistemática, darán al cuerpo la oportunidad de Sanar, siempre que sea posible.

Por lo tanto, le mejor solución para que estos «enemigos» no entren en nuestro organismo, debemos olvidar el consumo de alimentos complejos procesados, harinas, arroces y lácteos. Los únicos lácteos que pueden ser tomados son el yogur o el requesón, estos no forman tanta pegajosidad y residuos como todos los otros derivados de la leche. Y lo que si hay que tomar obligatoriamente son abundantes ensaladas con vegetales crudos y cocinados y algo de fruta moderadamente, cruda o también cocinada.

Desde el grupo de facebook VUELTA AL PARAÍSO FRUGAL, compartimos información sobre cómo llevar correctamente este sistema dietético a través de una dieta de transición adaptada a cada individuo. Puedes seguirnos a través de este enlace: https://www.facebook.com/groups/mucusless

También puedes empezar leyendo Sistema Curativo por Dieta Amucosa que tenemos publicado, siendo la edición más auténtica que hay publicada, ya que fue traducido de las primeras ediciones originales.

Y seguir las pautas correctas que detallamos en estas infografías resumidas que puedes descargar aquí.

Ejemplo de Dieta de Transición

Irene Bueno tiene un excelente artículo el el que habla sobre el Coronavirus y más, este es el enlace: https://www.vivirsinhambre.com/vamos-a-morir-todos/

No esperéis a que el virus llegue a vuestro organismo para tomar medidas. Empezar ahora a llevar unos correctos hábitos de vida para prevenir cualquier tipo de enfermedad.

5/5 - (9 votos)

You may also like

6 comments

Laura Aguirre 16 marzo, 2020 - 2:16 am

Este artículo y este grupo de estudio es maravilloso. Es un remanso de paz y de verdad.

Reply
David Gil 19 marzo, 2020 - 7:51 pm

Muchas gracias!! 🙂

Reply
Luz Gerena 23 julio, 2021 - 7:18 am

Increíble como la ignorancia nos aleja de nuestra verdadera naturaleza, realmente agradezco al profesor Arnold Ehret por esta investigación y por compartirla, agradezco inmensamente

Reply
David Gil 13 junio, 2022 - 1:12 pm

Gracias!! Saludos

Reply
roma 18 agosto, 2021 - 4:41 pm

gracias! recientemente me estoy encontrando con la informacion que organizo arnold ehret y siento lo mismo que tu, se completa un rompecabezas de intuiciones y experiencias que me llena de fuerza, vitalidad y entendimiento para dar los pasos con confianza hacia la verdadera salud fisica mental y reconectarnos con la naturaleza y la espiritualidad. gracias x fomentar esta gran informacion tan fundamental para estos tiempos. quien quiera oir que oiga. abrazos y fuerza!

Reply
David Gil 13 junio, 2022 - 1:12 pm

Gracias!!! Saludos.

Reply

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies