El Camino a la Salud y la Felicidad Sin Miedo, por Irene Bueno.

by David Gil
Getting your Trinity Audio player ready...

(Este artículo está incluido como epílogo en el libro «El Camino hacia la Salud y Felicidad«).

El Camino a la Salud y la Felicidad Sin Miedo

por Irene Bueno

Décadas han pasado desde que estos textos de Arnold Ehret, Teresa Mitchell y Fred S. Hirsch fueron escritos. Desde que estas experiencias de Desintoxicación y Limpieza fueron “vividas”. El eterno debate está, ha estado y estará, siempre sobre la mesa:

¿Pueden ser tenidos en cuenta estos Testimonios en el Presente? ¿Se pueden considerar como válidos sus consejos, como útiles sus técnicas, a día de hoy? ¿Qué parte de ellos es Atemporal y qué parte ha de ser Actualizada? ¿Realmente se necesita una Actualización del Sistema Curativo por Dieta Amucosa de Arnold Ehret a la Época Actual? ¿O más bien, como dijo el propio Ehret: lo que se necesita es una Adaptación del Sistema, previo diagnóstico individual -y no colectivo- según la Condición del Paciente?

Si se hace buen uso del Sentido Común, la Observación y la Lógica, la respuesta es sencilla: La Toxemia no representa a una Época, sino que pertenece al Individuo. No hay un esquema fijo de cómo han de hacerse las cosas “Ahora”, al igual que no hubo un esquema fijo de cómo habían de hacerse las cosas “Antes”. Y esta sencillez es la que hace que las Adaptaciones del Sistema parezcan algo Complicadas al inicio, pues además de cederle toda responsabilidad a un paciente de naturaleza irresponsable, tiran por tierra cualquier Esquema Universal de Protocolos de Desintoxicación Física, todo Menú Estándar de Dieta de Transición y Limpieza y también, cualquier Planificación Fija de Ayunos y Terapias Complementarias. Como digo en muchas ocasiones: “La Receta es que No hay Receta”.

Personalmente estos testimonios me han resultado de gran ayuda cuando he sido calumniada y criticada por mis costumbres dietéticas, diagnosticada como anoréxica, ortoréxica, desnutrida y un largo etcétera de idioteces que las personas que todavía no han entendido en qué consiste el proceso curativo a través de la desintoxicación y la regeneración física, no pueden dejar de vomitar en forma de palabras pestilentes. Por lo visto la toxemia mal gestionada tiene muchas maneras de manifestarse, además de las físicas.

La Relatividad del paso del Tiempo

Si fue hace miles de años que salimos de la Dieta Original Biológica y miles de años llevamos arrastrando terribles hábitos, acumulando toxemia y “generando degeneración”, entonces ¿Cuánto de significativas son -objetivamente- esas décadas de distancia entre las experiencias de Ehret, Teresa, Hirsch y las nuestras?

Voy más allá: ¿Podemos hacer un conjunto homogéneo con “nuestras experiencias”? ¿Acaso todas las personas de este momento de la humanidad tienen circunstancias parecidas entre sí? ¿No va a haber siempre un abismo de enormes diferencias entre edades, sexos, estado orgánico, expresión genética, vitalidad y acumulación toxémica entre individuos, incluso dentro de esta misma época?

Pero éste -el eterno debate- como hemos leído en estos Testimonios tan relevantes y representativos -Maestro, Alumna y Alumno- es un lugar común en la Historia de la Sanación sin Medicamentos por el Naturismo. Y más aún desde que, de alguna manera, resucitó el Ehretismo hace unos años.

Cada entusiasta del Sistema Curativo de Arnold Ehret, quiere -casi ¡necesita!- su propia versión sobre el método. Y como siempre, todos queremos estar en lo cierto, ser guías o maestros sin haber pasado primero por el proceso completo de la Desintoxicación Física, olvidando peligrosamente que el camino de la Desintoxicación no consiste en tener la Razón, sino en recuperar la Salud.

Y he dicho “entusiasta” porque de los 5 años a esta parte que llevo estudiando y practicando este Sistema, con algunos aciertos y benditos errores pre-aprendizaje, he conocido en persona a demasiados “simpatizantes” del Ehretismo, pero a muy pocos practicantes y todavía a menos que hayan estudiado a fondo este Sistema antes de comenzar a experimentarlo y que hayan continuando estudiándolo durante la práctica, una y otra vez. Estoy segura que es el principal motivo por el cual, no hay consenso en la Comunidad Ehretista y por el cual este Sistema está rodeado de mitos, miedos, leyendas y tergiversaciones al antojo de unos pocos, que bien pudieran ser tan fácilmente resumidos como rebatidos. Y así ha sido, a través de estos mismos textos de Arnold, Teresa y Fred, que pareciera que se hubieran anticipado a todo lo que estaba por venir.

¿Es posible la Desintoxicación Total?

Además del eterno debate de las “Actualizaciones del Sistema de acuerdo a la Época”, hay una triste y apocalíptica Energía Negra en torno a la posibilidad de la Desintoxicación Completa, proclamada a los cuatro vientos por un gran número de “entusiastas” sin Esperanza. Una completa pérdida de Fe en volver al Paraíso.

Sin esa Esperanza ¿qué nos queda? Al fin y al cabo, la peor expresión del Fanatismo no es más que eso: redoblar el esfuerzo cuando ya se ha olvidado el Fin. Cuando se ha desistido del Objetivo antes de empezar, ¿hacia dónde estaremos caminando? Recordemos que nunca habrá viento favorable para quien no sabe a dónde va.

Algunos lo habían intentado, pero ninguno había sido realmente constante. Me decían: […] “La civilización moderna no lo hace posible”, etc. Otros más amablemente afirmaban: “Te quedarás sola con tus creencias, nadie te comprenderá”.

Teresa Mitchell

Si comienza el Camino hacia la Salud Ehretista, persista hasta la desintoxicación total. Ello le proveerá del apoyo moral esencial como nada más puede hacerlo. Ante todo, y pase lo que pase, no se desanime, y no abandone demasiado pronto, podría estar a punto de vislumbrar el éxito.

Teresa Mitchell

Es imposible practicar un Sistema tomando de referencia la visión pesimista y la opinión negativa de aquellos que lo intentaron y fracasaron porque desistieron. Es imposible practicar un Sistema basándose en una deformación del propio Sistema hecha desde la imposición, desde el miedo y desde las experiencias exageradas y tergiversadas al antojo del egocentrismo de unos pocos, que ni si quiera han tenido éxito consigo mismos. Pareciera una absurda conclusión rabiosa: “Si yo no he podido, tú tampoco”. Sustituyamos “podido” por “sabido”, y ahí tendremos otra respuesta.

Decididos a emprender esta aventura, nos hacemos un favor si escogemos, como compañeros de batalla y como ejemplos de motivación, a aquellos que lo hacen desde el Amor y la Positividad. A aquellos que están teniendo progresos o que ya tuvieron éxito, porque esos, supieron cómo. En estos testimonios se encuentran tres. Pero no los tomemos como “Maestros Absolutos” ni como referencia “exacta”, porque en el Camino a la Felicidad por la Salud, el único Maestro se llama Tiempo. Y el mejor ejemplo es el que ha de construir -uno mismo- día a día.

Para ello es imprescindible una buena Actitud Mental, que pareciera haber quedado en el olvido, una actitud que sustituya el miedo por la prudencia y que acepte la realidad con esperanza. Los frutos pronto aparecerán.

Tomada mi decisión, me levanté a la mañana siguiente llena de determinación en mi corazón. […] Sólo una cosa había cambiado: mi actitud mental.

Teresa Mitchell

Resultados sorprendentes nos esperan -más allá de lo físico- mientras estemos en el buen camino.

Incluso mi carácter cambió a mejor y mi mal genio se transformó en una actitud filosófica y una disposición calmada y comprensiva hacia la gente y sus problemas diarios. Los temores que siempre me habían invadido, fueron desapareciendo de forma gradual. Mi manera de pensar cambió por completo. Todos comentaban constantemente la sonrisa natural y espontánea que daba nueva luz a mi rostro. No tenía que esforzarme, salía sola. Esta maravillosa sensación de euforia formó parte de mi vida. Era mi primer pensamiento consciente al despertar cada mañana.

Teresa Mitchell

Estos resultados parecen ser una Constante entre todos los Alumnos más fieles y cercanos a Ehret.

En lugar de preocupación, ansiedad o pesimismo, deben sustituirse por pensamientos amables y positivos. ¡El miedo es el enemigo más antiguo del ser humano y continúa siendo uno de sus peores enemigos! El no desterrar los pensamientos de miedo de su mente por miedo amplifica las condiciones anormales, causando finalmente enfermedades e infelicidad. Fe, amor y esperanza, las tres grandes emociones humanas se necesitan desesperadamente en el mundo de hoy, debemos tener fe en nosotros mismos, fe en la capacidad de la Madre Naturaleza para sanar y proporcionarnos todas las cosas que se ajusten a las leyes naturales.

Fred S. Hirsch

Adaptaciones al Individuo, no Actualizaciones Generales a la Época

Otra nueva “Regla General Común para todo el mundo” muy extendida es el pánico y terror a ir demasiado deprisa, con la excusa -disfrazada de argumento- de que las cosas ya no son como antes, de tal modo que se ha impuesto cómodamente la Dieta Estática de Transición Civilizada, (Mediterránea, añadiría yo) basada en un par de esquemas de Menús con los mismos alimentos e ingredientes para todo el mundo sin analizar su Dieta anterior. Con las mismas pautas sea cual sea el caso. Eso que ya nos avisó Ehret que nunca se debía hacer. Una propuesta en la que avanzar y cambiar la dieta progresivamente es poco menos que un Tabú. En la que cualquier síntoma siempre es interpretado como ir acelerado en la disolución/eliminación, considerado como un fracaso y como una puesta en riesgo de la Salud (sí, esa Salud que nunca tuvimos). Eso, será otra cosa, pero NO ES EHRETISMO.

Es comprensible el “éxito” y la “popularidad” de esta errada interpretación Ehretista, al igual que es comprensible el éxito de cualquier otra Dieta o método bienestarista en el que no se pasa hambre, ni se sufre, ni se hace absolutamente ningún esfuerzo para cambiar progresivamente los hábitos. Ni se avanza, obviamente, en ninguna dirección. A los buenos glotones, sólo les hacía falta una “excusa” para seguir glotoneando, bajo una farsa dietética y desde la tranquilidad ficticia en su conciencia, de que están en un Sistema de Limpieza muy avanzado. Nada más lejos de la realidad.

Si la transición ha de ser cuidadosamente individualizada entonces sobra decir que pronosticar un fracaso es una osadía maleducada. Si la curación nos ha de hacer pasar por el purgatorio, entonces diagnosticar el malestar como fracaso es absurdo e imprudente. Pero llegar a desear el fracaso de otros porque uno mismo no lo ha logrado, ya es de ser muy miserable y desgraciado.

Debemos alejarnos irremediablemente de las personas que actúen en estos términos.

Recordemos que Ehret es contundente cuando avisa que en los casos más graves uno debe actuar más LENTO. Pero nunca sugiere que se empeore la dieta de transición utilizando más cantidades, ni alimentos muy mucoproductores, ni dañinas mezclas incompatibles, sino que se avance más lentamente. Aminorando, NO Frenando. Y para eso utiliza primero el Tratamiento Negativo, es decir, reducir y/o retirar los elementos más disolventes-agresivos. Y no el Tratamiento Positivo que se está tomando hoy día como norma de “Actualización”, es decir, añadir más cantidades o utilizar peores alimentos mucoproductores. Añadir alimentos pobres en moco es una propuesta reservada de forma puntual y limitada como parte de la Dieta de Transición, para los casos en los que haya pérdida de peso rápida. Y es también utilizado de forma más prolongada, siempre que haya que ir más lento por una condición de salud más grave. Y en esto es muy simple: utiliza sólo algunos alimentos pobres en moco y preparados de una cierta manera que están a años luz de los alimentos habituales de la Civilización y de muchas de las Dietas Estáticas aceptadas y proclamadas como Ehretistas hoy en día.

Los menús, combinaciones, mezclas y recetas son adaptaciones terapéuticas para aplicar la autocuración del cuerpo llamado enfermo y no para suprimir o detener la enfermedad, como se hace con medicamentos.

Arnold Ehret

Y aún así, será inevitable tener que pasar por comentarios como estos:
“Me decían: “Se necesita mucha fuerza de voluntad”, “Te quedarás muy delgada”, “Tus huesos se harán trizas por falta de calcio”, “La civilización moderna no lo hace posible”, etc.

Teresa Mitchell

Cuando estas palabras lleguen a nuestros oídos, relee el siguiente párrafo:

Tras un repaso meticuloso de los pros y contras llegue a la decisión de que mi vida era mía y que obraría como creyera conveniente. Me di cuenta que hasta que no hubiera probado completamente las enseñanzas Ehretistas no podría conocer el éxito real. Todo el miedo se fue tan pronto como mi decisión fue tomada y decidí no confiar en nadie.

Teresa Mitchell

En los tres Testimonios nos encontramos con un acontecimiento que ocurre de manera idéntica en el Presente: A veces hay un deseo intenso por comida civilizada. Y no pasa nada. Por amor de Dios, es sólo Hambre Falsa. Cuando esto ocurre, Maestro y Alumnos coinciden: Primero: Disciplina en decir que NO y mantener la mente ocupada. Segundo: Buscar un sustituto MENOS nocivo que la comida Civilizada. Nunca olvide que:

Todo violador de las leyes dietéticas básicas -y todos lo somos- debe pagar la sanción.

Fred S. Hirsch

Si Ehret dijo la Verdad, seamos consecuentes. No argumentemos que los tiempos actuales no son los de Ehret para continuar dentro de la Tragedia de la Nutrición. La naturaleza universal y la naturaleza individual son las mismas desde la creación del mundo, y las leyes por las cuales se rigen, no han variado. Ni lo harán. Sólo ha variado la interpretación de la técnica, pero la técnica debería quedar al servicio del Sistema Racional y no al revés. Es el pensamiento el que ha de resolver los problemas de Salud, en base a los sólidos fundamentos del Vitalismo Dietético de Ehret. Y no los problemas de Salud los que deben modificar -cual Tiranía Toxémica- un Método que ya es Perfecto.

Abandono por Falta de Estudio y Fracasos mal Interpretados

Como en toda Terapéutica, además de Simpatizantes y Entusiastas, tenemos entre los Testimonios a aquellos Practicantes que sienten haber Fracasado después de algunos meses o incluso después de algunos años, que han perdido la Fe en el Ehretismo asegurando que el Sistema Curativo no es para todo el mundo y que no funciona para todo el mundo.

Habría que estudiar cómo lo hicieron. ¿Siguieron el Sistema Original o hicieron una adaptación resumida, una interpretación estática hecha bajo la experiencia y el criterio de otras personas? ¿Cuánto tiempo -honestamente- dedicaron al Estudio del Sistema? ¿Cuántas veces leyeron el libro mágico de Ehret y sus otras obras?

Y, lamento mucho pronunciar las siguientes palabras: ¿Está todo el mundo capacitado mentalmente, al comienzo de sus procesos de Desintoxicación, para comprender las enseñanzas de Ehret? ¿O es necesario, como todos sus antiguos alumnos y seguidores indican, persistir en el estudio y la lectura a medida que avanza la desintoxicación y por tanto, a medida que aumenta la claridad mental y el entendimiento?

Pero lamento más todavía recordar que, si realmente se ha prestado atención a Ehret, él mismo reconoce que no todo el mundo puede salvarse:

Si las cantidades de desechos, mucosidades y venenos en el cuerpo son excesivos y demasiado viejos – entonces la naturaleza no le puede ayudar. Usted debe morir, igual que los animales que no se recuperan solo a través del ayuno.

Arnold Ehret

En el mismo libro de Sistema Curativo por Dieta Amucosa, Ehret menciona dos casos en los que tuvo que optar por otra estrategia (precisamente más disolvente, no más frenadora) cuando relata:

Con la siguiente receta sané una vez a una mujer, que después de seis años de parálisis, se volvió completamente normal, cuando tanto el ayuno como la dieta amucosa no lograron una recuperación.

Arnold Ehret

Yo utilizo los mismos principios de esta cura en una forma mejorada en casos donde no hubo reacción con un ayuno líquido o con la dieta amucosa…

Arnold Ehret

Eso sin tener en cuenta ese gran Pecado Capital que es la Pereza Humana. Un vicio que nos acompaña desde los albores de la Civilización y que nos hace pensar que seguir una dieta genérica ideada por otro que ni tan si quiera nos conoce, nos va a devolver la Salud y va a resolverlo todo. ¿En serio?

Ahora mezcla la Pereza con la Gula y tendrás el origen del fracaso de muchos intentos de autocuración mal gestionada.

Por eso es imprescindible no dejar nunca de estudiar y leer a Ehret, porque en este Sistema Curativo, además de la adaptación individual, hay otros elementos fundamentales para el éxito -fuera del plato- que también han sido insistentemente mencionados en estos testimonios y que no han sido muy tenidos en cuenta en las versiones más populistas y simplificadas del Ehretismo los últimos años. Como por ejemplo: el buen descanso, el ayuno y el reposo durante el ayuno, los ejercicios físicos, los ejercicios respiratorios, los baños de aire y el contacto con la naturaleza, los baños de sol, la actitud mental, la disciplina, saber decir que NO a la comida civilizada cada vez que nos apetezca, la moderación en las cantidades, la simplicidad en el comer evitando las mezclas e incompatibilidades de alimentos, la correcta masticación, reducir (hasta ojalá suprimir) otros factores de intoxicación destructivos como fertilizantes en los alimentos, agua clorada y fluorada, cosmética química, radiaciones…, buenos hábitos como hacer uso en las crisis -antes incluso de hacer modificaciones en la dieta de transición- de terapias de apoyo a la eliminación, como la doctrina térmica (aplicaciones de frío / calor) ¡y otras muchas más!

Es triste ver cómo se pierde la Esperanza por que se siente Fracasar sin entender lo que está ocurriendo, es frustrante quedar atrapado y estancado, esclavo de otra Dieta “civilizada” más, creyendo que se está haciendo un Sistema Curativo. Lo cual además de ser un engaño, hace tremendo daño al Ehretismo.

¡Estudiemos! Por favor, estudiemos con devoción porque de otra forma, NO hay Salida, no es que no vayamos a llegar al Paraíso es que el Paraíso está siempre regresando a nosotros. El Paraíso no está perdido, está olvidado. Y en ese escenario, el Ehretismo se impone. Cuando no haya recursos y, por tanto, no haya suficiente comida disponible para todos, no habrá “inventos de cómodas dietas estándar de Transición”. Y será preciso haberse entrenado a conciencia en el ayuno, en el estoicismo que tantos predican y tan pocos practican, en saber acompañar las crisis de desintoxicación y no luchar contra ellas -contra la Naturaleza-, sino actuar a su favor, modulándolas. Será imprescindible haber trabajado mucho la disciplina, la moderación y la simpleza. No podemos cuestionar si llegaremos o no al Paraíso, podemos cuestionar de qué manera vamos a hacerlo, porque la Naturaleza siempre lo está trayendo de vuelta:

Durante miles de años, nadie ha escapado a la lucha de la muerte causada por una vida antinatural, y usted tendrá que afrontarla finalmente algún día.

Arnold Ehret

Irene Bueno
España, noviembre 2018

(Este artículo está incluido como epílogo en el libro «El Camino hacia la Salud y Felicidad«.)

5/5 - (3 votos)

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies