La Respiración en el Sistema Curativo por Dieta Amucosa de Arnold Ehret

by David Gil
Getting your Trinity Audio player ready...

Por David Gil e Irene Bueno

La correcta respiración tiene más importancia de la que pensamos, aunque nosotros, los Ehretistas, nos basamos en la fisiología que la Naturaleza ha dado a todo ser vivo, para argumentar su explicación.

Hoy en día nos afligen muchas dolencias y enfermedades, y sabemos que con la práctica correcta de la respiración se pueden aliviar algunos síntomas, pero la enfermedad no podrá ser nunca completamente removida si no se aplica un Sistema Dietético. Generalmente en todas las dietas depurativas solo se habla de que alimentos se pueden comer y cuales no basados en su toxicidad o en sus propiedades, sin embargo, las personas que practicamos el Sistema Curativo por Dieta Amucosa usamos el alimento por sus cualidades de limpieza para remover la enfermedad y alcanzar un buen equilibrio de salud. Es obvio que una correcta respiración puede aliviar algunos síntomas ya que el oxigeno es el principal alimento del ser humano. Y nosotros, que sabemos como utilizar de una forma técnica el alimento que ingerimos para controlar los procesos de eliminación, deberíamos también conocer como utilizar el mecanismo de asimilación de oxigeno (respiración) para apoyar los procesos de limpieza. 

Arnold Ehret remarca constantemente en todas sus enseñanzas la importancia del aire puro y la correcta respiración:

«Cuanto más limpio vaya estando, más fácil será que usted comprenda lo que enseño en la Lección V, que el aire y los demás ingredientes de los bosques son “alimentos”, alimentos invisibles.»

«En los días en que se sienta “bien” durante un ayuno o dieta estricta, también puede tomar algún tratamiento físico, como ejercicios, baños, masajes, respiración profunda, etc.»

«Debo recordarle nuevamente que el aire es más necesario para la vida que la comida. La respiración adecuada es por lo tanto esencial. NO HAGA EJERCICIO EN UNA HABITACIÓN CERRADA Y SOFOCANTE. Párese frente a una ventana abierta. Tome una respiración profunda y completa con cada ejercicio. Inhale a través de la nariz y expulse por la boca.»

En la Lección XXIV sobre los Ejercicios Físicos del libro Sistema Curativo por Dieta Amucosa dice esto:

«Puede agregar otros ejercicios a estos, pero asegúrese de que tengan la respiración profunda.»

Muchos Ehretistas llevamos tiempo aplicando diferentes técnicas de respiración como herramienta de apoyo al sistema con éxito. En los últimos encuentros organizados con personas que ya practican, o están empezando, el Sistema Curativo por Dieta Amucosa, hemos incluido distintas enseñanzas y prácticas con la respiración.

Hay muchas técnicas para lograr una respiración profunda pero no se distinguen en mucho mas allá de sus nombres. Desde los tradicionales pranayamas de Yoga, pasando por los rebirthing, hasta la ultima moda del método Wim Hof.

Entre los miembros de la comunidad Ehretista en España, hemos compartido nuestras experiencias con la practica cotidiana de algunos de estos métodos. Para sorpresa de muchos, algunos eran capaces de aguantar con facilidad duchas de agua bien frías incluso en invierno después de haber realizado los ejercicios respiratorios. Estos ejercicios argumentan su funcionamiento en la alcalinización de la sangre consecuencia de la hiperoxigenación por hiperventilación (provocada por una respiración simplemente más profunda de lo habitual, o retenida). Pero los que conocemos bien la Filosofía de Salud Ehretista, cuando llegamos a este punto en cualquier Terapia complementaria, tenemos que recurrir a la lógica aplastante del Sistema Curativo por Dieta Amucosa en el cual sabemos bien que la enfermedad jamás será eliminada mientras 1.- no se corte el suministro de los alimentos más ensuciantes y 2.- no se deje tiempo y energía suficientes para eliminar los residuos acumulados que componen la enfermedad (manifiesta o latente).

Consideremos que alcalinizar la sangre con la respiración es algo puntual. Por eso alivia, pero no cura. Si la combinación de tus hábitos y tu alimentación te lleva al estado de emergencia de acidosis (mejor dicho, compensación de la acidez) o si un cambio brusco de hábitos te lleva a poner en circulación más escorias de las que puedes eliminar. Entonces, en ambos casos, tan pronto vuelves a la respiración «normal» involuntaria, que es la que realizas el 99% del tiempo, vuelven los síntomas, porque nada realmente, se ha curado. Por otra parte, sería sensato pensar que una respiración  más profunda debería venir de forma automática al aplicar la dieta de limpieza y el ayuno que permitirán a los pulmones deshacerse de su obstrucción y aumentar su capacidad de captación de oxígeno. Si algo tan simple como respirar ha de ser forzado para ser correcto, es que algo funciona mal en el organismo. La respiración es un acto involuntario, no podemos estar todo el día pensando en «respirar bien» para aliviarnos.

Unas palabras de Ehret:

«Se ha dicho que la respiración es vida, y es cierto que usted desarrolla vitalidad—salud—a través de ejercicios físicos y respiratorios. También es cierto que puede eliminar “O” (obstrucción) mediante una mayor presión de aire y contrapresión de esta manera. […] Alivia, pero no cura enfermedades perfectamente; se reduce la vitalidad, siempre que se aflojen, remuevan y eliminen las obstrucciones, exclusivamente a través de acciones locales y siempre que no se interrumpa el suministro—la ingesta de desechos, la obstrucción—los erróneos formadores de mucosidad—es decir, alimentos antinaturales que aumentan las enfermedades, disminuyendo la vitalidad.»

En resumen, para conseguir una Salud óptima debemos alimentarnos y ayunar siguiendo un sistema curativo y racional. Cualquier método que ayude en la respiración es beneficioso como complemento al Sistema Curativo por Dieta Amucosa, tal y como Ehret sugiere. 

Y para finalizar, hagamos una reflexión. La respiración correcta no tiene ningún misterio, de no ser así, Ehret habría dejado indicaciones más técnicas. Todos los animales de todas las especies saben respirar correctamente sin necesidad de aplicar ningún método, al fin y al cabo, cualquier técnica, tenga el nombre que tenga, se reduce a eso que todos hacemos de forma inconsciente cuando estamos ante una situación de estrés, tristeza, ansiedad, preocupación, etc, que es: Respirar Profundo 🙂 

De nuevo, Dieta Curativa y Ayuno -1- Terapias Complementarias -0-

Artículo escrito por David Gil e Irene Bueno para arnoldehret.info

Rate this post

You may also like

1 comment

Laura 22 junio, 2020 - 10:26 am

Muy interesante todo lo que leo de ti, David. Gracias. Veo que eres un experto en el ehretismo.
Saludos

Reply

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies