Getting your Trinity Audio player ready...

Artículo escrito originalmente en inglés por el Dr. David L. Duffy, MD. en 2006.
Traducido por David Gil para www.arnoldehret.info

En estos tiempos modernos hay una epidemia de enfermedades crónicas. Estas enfermedades incluyen hipertensión, diabetes, enfermedad de las arterias coronarias y asma. Su tratamiento consiste en tomar medicamentos para «controlar» cada condición. La hipertensión se agrava por el exceso de sal, la diabetes por el exceso de azúcar, la enfermedad de las arterias coronarias por el exceso de colesterol y el asma por el exceso de flemas.

Con el tiempo el cuerpo tiende a sobrecargarse. La obesidad ocurre cuando una persona no «quema» las calorías consumidas en su dieta. En la diabetes, los carbohidratos se almacenan como depósitos de grasa y azúcar. Con el colesterol alto, la acumulación de placas rellenas de colesterol conduce al estrechamiento de las arterias. La ruptura de una placa puede desencadenar un ataque al corazón.

Como señaló Arnold Ehret, los síntomas crónicos que muchas experiencias reflejan, muestran el esfuerzo del cuerpo por deshacerse del exceso de material de desecho. Esto es lo que Arnold Ehret llamó «mucosidad». Una persona experimenta congestión nasal y tose mucosidad cuando tiene fiebre del heno (alergia), asma, resfriados recurrentes o bronquitis crónica. La sobrecarga de material de desecho en los intestinos da lugar a síntomas de indigestión, distensión abdominal, náuseas, estreñimiento y diarrea. La eliminación de desechos a través de la piel ocurre en erupción alérgica, eccema, psoriasis, acné y forúnculos.

El objetivo terapéutico de Arnold Ehret era que el paciente alcanzara su metabolismo ideal. Cuando una casa está realmente limpia, todo lo que hay dentro tiene un lugar y todo se coloca en su lugar. Cada individuo tiene una genética y unas debilidades. Se puede tener alguna tendencia a desarrollar ciertas enfermedades. Dadas estas limitaciones, cada individuo debe buscar un equilibrio entre la dieta y el ejercicio para alcanzar el peso ideal con la máxima energía y bienestar. Este es nuestro «metabolismo ideal».

En nuestra sociedad, el sobrepeso se considera «normal». Nuestro peso ideal es menos de lo que piensas. Por ejemplo, el peso ideal de un hombre de 1,70 m de altura es de 62,70 kg. Un hombre de 1,83 m de altura tiene un peso ideal de 73,90 kg. Una mujer de 1,52 m de altura debe pesar 48,50 kg. Una mujer de 1,70 m de altura debe pesar 58,5 kg. Cuando una persona está por encima de su peso ideal, el exceso de peso no solo refleja la grasa, sino también la acumulación de material de desecho en todo el cuerpo.

En la medicina moderna, el tratamiento para la enfermedad renal avanzada es la diálisis renal. El paciente está en una máquina de diálisis para limpiar su sangre y eliminar los desechos. La máquina de diálisis consiste en una cuba de líquido limpio con glucosa y minerales. La sangre del paciente se bombea a través de un tubo a la máquina de diálisis. El desecho de la sangre se difunde en el líquido de diálisis y la sangre limpia regresa al paciente.

Diálisis dietética: La base del Sistema Curativo por Dieta Amucosa de Arnold Ehret

En la biografía de Arnold Ehret, a los 31 años, desarrolló la enfermedad de Bright, una forma de enfermedad renal en la que el cuerpo derrama sangre y proteínas en la orina. Ehret notó que su orina contenía mucosidad y albúmina. Sus médicos al principio le dieron medicamentos para reducir la proteína en la orina. Le dieron una dieta de carne, huevos y leche para reemplazar la albúmina perdida en la orina. Empeoró con este tratamiento a su enfermedad renal. Cuando fue a Italia y Argelia y se alimento con frutas y vegetales, su condición renal mejoró.

A partir de esta experiencia, Arnold Ehret descubrió su «Dieta Amucosa». La Dieta Amucosa consiste en «todo tipo de frutas crudas y cocinadas, vegetales sin almidón y vegetales cocinados o crudos, en su mayoría vegetales de hojas verdes». Ehret pasó a establecer un sanatorio en Suiza donde aplicó su Sistema Curativo por Dieta Amucosa.

El Sistema Curativo por Dieta Amucosa de Arnold Ehret funciona en la misma línea que la base de la diálisis. Una comida que consiste únicamente en frutas y/o vegetales sin almidón se coloca en los intestinos, que es similar al líquido en la máquina de diálisis renal. Ehret también incluye algunos frutos secos que se comen con frutas secas como parte de la Dieta Amucosa. El cuerpo absorbe agua, fructosa, aminoácidos, vitaminas y minerales sin otras sustancias alimenticias. El cuerpo tiene la oportunidad de eliminar el material de desecho que no necesita. Darle al cuerpo comida pura y detener la ingesta del exceso de comida innecesaria, es la esencia para el ayuno. Desde esta perspectiva, la diálisis dietética es la base del Sistema Curativo de Ehret.

¿Cómo se puede aplicar la Dieta Amucosa de Ehret hoy?

Si uno quiere perder peso y eliminar los desechos del cuerpo, puede aumentar la cantidad de frutas y vegetales en la dieta y reducir la cantidad de alimentos no deseados. Esto es lo que yo llamo aumentar el número de «comidas Ehret» cada semana. A medida que uno cambia la dieta, debe observar cómo responde el cuerpo y qué se elimina. La dieta óptima de cada persona debe individualizarse según sus factores de salud y preferencias alimentarias únicas.

Después de que una persona haya alcanzado su peso óptimo y haya tenido una mejoría general en su salud, ¿cuál debería ser su dieta de mantenimiento?

En mi opinión, al menos el 50 – 60% de la dieta debe consistir en frutas y vegetales. Incluye nueces y frutas secas para proteínas y energía. Comer carne y productos lácteos con moderación. Una pequeña cantidad de carne y productos lácteos proporciona proteínas y vitamina B12. Comer cereales integrales con moderación. Esto proporciona carbohidratos complejos que evitan que tenga hambre y ayuda a mantener su peso. No comer en exceso. Evite la comida chatarra tanto como sea posible. Si pierde el rumbo y sobrecarga su cuerpo, compense con algunas comidas Ehret y vuelva a su metabolismo ideal tan pronto como sea posible.

Artículo escrito originalmente en inglés por el Dr. David L. Duffy, MD. en 2006.
Traducido por David Gil para www.arnoldehret.info

4/5 - (3 votos)

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies